Crítica: No Tears Left To Cry – Ariana Grande

ariana-grande-no-tears-left-to-cry-teaserSi con “Focus” tuvimos que esperar casi dos meses tras ser anunciada en el late night de Jimmy Fallon, no ha sucedido lo mismo con “No Tears Left To Cry“, primer single del cuarto álbum de Ariana Grande. La cantante rompía su silencio en redes sociales el pasado miércoles con el fin de anunciar el estreno inminente de la canción y, al fin, podemos descubrir cómo suena su comeback tras el agridulce desarrollode su última gira mundial. Eso sí, no os dejéis engañar por el título de la canción: “No Tears Left To Cry” no es una balada, aunque su nombre suene a Céline Dion a kilómetros.

Podríamos incomodar la lectura de este post volteando todo el texto simulando la promoción del primer avance de AG4, pero no seremos tan malos como la chica de Boca Ratón. 

“No Tears Left To Cry” traslada a Ariana Grande a un RnB muy propio de principio de los 00s donde los coros casi susurrados y el eco en la voz principal toman fuerte presencia. Esta es quizás la mayor sorpresa de este tema que apuntaba a ser, tal y como comentábamos, una balada lacrimógena sobre el atentado en Manchester. Sin embargo, la canción huye del sentimiento más facilón y, a pesar de poder encontrar alguna leve referencia a lo ocurrido (muy, muy sutiles), “No Tears” se acerca más a un midtempo como “Touch It”. Grande se encuentra vocalmente muy cómoda evitando las notas casi inalcanzables que abarcaba el segundo primer single de su tercer álbum, “Dangerous Woman”, augurando grandes performances de cara a los próximos meses. Indudablemente, todo crece cuando Max Martin se encarga de la producción y convierte estos elementos vocales y instrumentales en una orgía sonórica que mantendrá a Ariana en el Olimpo por muchos años más.

Lo que sí puede repercutir en “No Tears” es el no poseer esa inmediatez que caracterizaban otros temas de la cantante como “Into You“, “Side To Side” o “Problem”. Si bien es cierto que Ariana Grande nunca se ha desvinculado de RnB de manera totalitaria, sí podemos afirmar que estamos ante el single más oscuro de la ex-estrella de Nickelodeon. Para saber si es o no un “grower” tendremos que esperar un par de días.*

Lo que podemos anunciar ya con total seguridad es que Ariana Grande se ha convertido en la reina de la serie B en cuanto a videoclips: casi tan mareante como aquel lyric video de “The Cure”, Ariana se mueve entre espacios cúbicos que no paran de girar, se quita el rostro, baila no-sabemos-muy-bien-por-qué en la fachada de un edificio, reivindica que Dios es una mujer o, atención, convierte a su perro en abeja (!!!)**. Gran secuela post-Break Free. De haber cuidado un poco más alguno de los planos, sería un visualmente perfecto. Aún así, ese tufillo a “Toxic” tan 2003 nos encanta.

Nota: quedan algunas pelucas por arrancar / 10 ***

* Bastan un par de escuchas más al tema para descubrir lo que Ariana tiene entre sus manos: uno de los mejores temas de su discografía.

** La abeja sirve como homenaje a las víctimas de su concierto en Manchester.

*** No queda ni una peluca en su sitio.

Anuncios

3 Replies to “Crítica: No Tears Left To Cry – Ariana Grande”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s