Cine

Crítica: Toy Story 4 | Qué odiosas son las comparaciones

Tranquilos: es una película excelente.

3.5 estrellas

image5d0ad9b4b162cQue no cunda el pánico. “Toy Story 4” sigue siendo una muy buena película de animación. Sin embargo, sus antecesoras son el mayor de sus handicaps. Ser la cuarta entrega de una de las mejores sagas de la historia del cine ponía el listón excesivamente alto, más aún cuando la película estrenada en 2010 conseguía cerrar de manera soberbia la que sería hasta entonces la trilogía más famosa de animación. ¿Hace esta nueva entrega justicia a la saga? Sí. ¿Es innecesaria? Esta pregunta es más compleja: si bien es cierto que no sigue la línea que proponen las tres primeras cintas, “Toy Story 4” no brilla tanto como debería.

La premisa de la cual parte esta entrega es magistral. En “Toy Story 4” se deja a un lado la relación juguete-humano para adentrarse de lleno en la búsqueda de la identidad de los propios juguetes. Todo esto comienza a través de Forky, un tenedor -también válido como cuchara y que sirve como easter egg de “Wall-E”- creado por Bonnie en su primer día de colegio que, tras haber sido realizado con elementos de la basura, es incapaz de identificarse como un juguete. Forky se siente basura y no se siente cómodo siendo algo con lo que no se identifica, intentando escaparse cada minuto hacia el cubo o vertedero más cercano. El que podría haber sido un personaje de lo más pedante, acaba convertido en un secundario magistral que, aunque pueda pecar de ser excesivamente infantil, contiene la doble lectura que Pixar siempre pone a servicio de los padres que acuden a ver la cinta con sus hijos. Tanto es así que no hay protagonismo alguno para otros juguetes como Jessie, Perdigón, Rex, Slinky o los Señores Patata. Esta nueva entrega de Toy Story se centra exclusivamente en Woody, Bo Peep y Forky, siendo el primero de ellos el protagonista total de la cinta.

forky-toy-story-4-1560342143

El rescate de Bo Peep, aquella pastorcita de cerámica de la cual perdimos el rastro en “Toy Story 3”, es uno de los grandes aciertos de esta entrega. Bo Peep llega totalmente renovada, con un nuevo look y una personalidad nada acorde a aquella que conocimos durante las cintas de 1995 y 1999 (¡20 años sin saber de Bo Peep!). Es ella la encargada de someter a Woody a nuevos dilemas que marcarán el rumbo de la película: mientras Woody sigue queriendo ser el “shérif” de la habitación -aunque quede relegado a un segundo plano por parte de Bonnie, quien tiene preferencia por el resto de juguetes-, Peep le mostrará lo apasionante que puede llegar a ser no ser pertenecer a ningún niño y la infinidad de posibilidades que puede llegar a perderse debido a su lealtad. Pixar ha usado a Peep para actualizar la marca “Toy Story”, añadiendo una buena dosis de feminismo a través de mujeres empoderadas e independientes sin necesidad de crear escenas absurdas y metidas con calzador (como sí ocurría en la re-adaptación del clásico “La Bella y la Bestia” o en la última cinta de “Los Vengadores“). Indudablemente, Pixar es una de las empresas de animación con los mejores guiones del panorama cinematográfico actual, yendo años de ventaja con respecto a la sociedad (recordemos que, aunque la película haya sido estrenada en 2019, su guion fue escrito hace cuatro años debido a lo largo que es el proceso de animación).

Sin embargo, “Toy Story 4” es la historia de Woody, uno de los personajes más complejos que hemos conocido en la historia de cine -aunque parezca exacerbado-. El arco del personaje se ha elaborado tan sumamente bien a lo largo de estos 24 años que resulta fascinante ver cómo Woody sigue sorprendiéndonos entrega tras entrega. Desde aquel western con el que nos sorprendían en 1995 hasta aquella aventura de rescate magistral que suponía la tercera entrega. Tal y como han demostrado, había una faceta de Woody por conocer, pues ya no es el líder que siempre le hemos visto ser. La búsqueda de la identidad que propone “Toy Story 4” es tan íntima y personal que te impedirá pestañear un solo segundo.

Sin embargo, no es oro todo lo que reluce. Tal y como anunciábamos al comienzo de esta crítica, “Toy Story 4” sería una muy buena película de animación de no haber sido por la trilogía ya estrenada. Abrir una saga que estaba perfectamente sellada (“Toy Story” empieza con el mismo plano con el que termina “Toy Story 3”) para mostrar una nueva historia de estos juguetes era un arma de doble filo con pocas posibilidades de no descontentar a un público que lleva revisionando estas tres primeras cintas durante décadas. Aunque la jugada no haya sido fallida por parte de Disney Pixar, sí queda cierto sabor agridulce tras el visionado de la cuarta entrega. “Toy Story 4” sigue siendo entretenida, pero no tanto como sus antecesoras. “Toy Story 4” sigue siendo emocionante, pero no tanto como sus antecesoras. “Toy Story 4” sigue dejándonos boquiabiertos, pero no tanto como sus antecesoras. No tenemos una escena tan estremecedora como aquella en el incinerador, ni el factor sorpresa de la primera entrega, ni su aventura es tan eficaz como la de su segunda entrega. Y es que, aunque todos los elementos están en la película, la comparación es lo peor que le podía pasar a esta entrega -y lamentablemente es inevitable-. Eso sí, seguimos saliendo de la sala de cine con un nudo en la garganta: Pixar no desperdicia ni una oportunidad.

null

Si nos adentramos en el apartado más técnico, solo hay halagos para la cinta. Si con “Toy Story 3” alucinamos con la cantidad de detalle que encontrábamos en cada plano -imposible borrar de nuestra memoria cada mota de polvo que aparecía en aquella máquina expendedora-, lo que presenta “Toy Story 4” es una monstruosidad. No solo a nivel de detalles en cada uno de los escenarios que vemos en pantalla -la feria donde se desenvuelve la trama es absolutamente espectacular-, sino en las nuevas texturas con las que han remasterizado a todos los personajes. La rugosidad del plástico de Woody, el brillo de cada uno de los materiales de los que se componen cada juguete, el sinfín de colores que presenta, cada movimiento… ¡Por no hablar del paso por quirófano de Andy! “Toy Story 4” es a día de hoy la película mejor película de animación a nivel técnico que Disney ha presentado.

Aprovechamos para hacer un breve repaso del funcionamiento de su guion y otros de los personajes que se nos presentan en estos 100 minutos de metraje. Algo que podemos echar en cara a “Toy Story 4” es la aventura que forma el nudo de la película. Es demasiado simple y repetitiva para una cinta de este calibre, obviando el humor excesivamente infantil que caracteriza algunas de sus escenas. Destacamos positivamente a los dos peluches de la feria, capaces de hacer uso de un humor más adulto pero también eficaz para el niño que hemos usado como excusa para ir al cine a la primera sesión. No funcionan del mismo modo los villanos de la cinta, demasiado transparentes y poco sorprendentes en el transcurso del metraje.

“Toy Story 4” gustará a los fans y es un visionado casi obligatorio. ¿Somos culpables de habernos creado unas expectativas excesivamente altas? Sí, por supuesto. Pero estas expectativas se crearon a través de tres cintas magistrales que cerraban un círculo que todos pensamos que no volvería a ser abierto. Aún así, la película es excelente y, parafraseando a uno de los críticos de eCartelera, “funciona mejor como epílogo que como una parte más de la trilogía”. Al fin y al cabo, el camino que toma es completamente distinto.

Quién sabe. A lo mejor hasta se convierte en nuestra aventura favorita con el paso de los años y los revisionados.

Nota: 7,25 / 10

Anuncios

0 comments on “Crítica: Toy Story 4 | Qué odiosas son las comparaciones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: