Cine

Crítica: Joker | Tediosa, absurda y mal ejecutada.

"Joker" es la "Bohemian Rhapsody" de este 2019.

2 estrellas

MV5BNGVjNWI4ZGUtNzE0MS00YTJmLWE0ZDctN2ZiYTk2YmI3NTYyXkEyXkFqcGdeQXVyMTkxNjUyNQ@@._V1_Joker” es una de las grandes decepciones de este año. Lo que prometía ser un drama intimista sobre, probablemente, el mejor villano que se haya podido trazar en un cómic, ha quedado en un mero quiero-y-no-puedo por parte de DC. Y es que ni la magistral interpretación de Joaquin Phoenix ha podido salvar esta cinta, la cual peca de poca coherencia en su dirección, un guion completamente plano y, por qué no, una inteligencia artística muy limitada. ¿Sabéis eso de hablarle a un ex y convertirse de manera inmediata en el emoji del payaso? Pues eso mismo nos ha ocurrido, habiendo caído en la trampa que supone este “Joker”. Intentar hacer que nuestra relación con DC funcione es algo imposible.

Anonadados ante la belleza que mostraba el primer tráiler de la cinta, uno imagina que “Joker” va a suponer un antes y un después dentro del género de superhéroes, llevándolo más allá de esas poco excitantes fiestas de pirotecnia, los disfraces de Disfrazmanía.com y el carente talento de sus actores para la interpretación (¡sorpresa! ¡Chris Pratt no es buen actor!). Uno cae de lleno en esta farsa cuando ve a Joaquin Phoenix, cuya filmografía como actor es sensacional, encarnando al villano más famoso de todos los tiempos, uno de los los más carismáticos que hemos podido ver en pantalla y con el mayor número de capas y matices. Cuando Todd Phillips (director de “Resacón”, “Resacón 2: Ahora En Tailandia”, “R3sacón”) muestra en el trailer planos que ya habíamos visto antes en obras maestras como “Cisne Negro”, aumenta el hype a la espera de una película excelente. Pero cuanto más alto sube uno, más grande es la hostia que se lleva al final. Y eso es, querido lector, lo que nos ha pasado.

Lo de “Joker” no tiene nombre. Hacía mucho tiempo que no veíamos una película con tantísimas carencias en su apartado de dirección y con un guion tan mal elaborado. “Joker” ha buscado desde un primer momento convertirse en una película épica a través de escenas de Joaquin Phoenix bailando, primeros planos y un torpe pero a veces efectivo juego de luces. Ese aura pseudo-independiente de la cual se rodea se pierde por completo cuando “Joker” se desvela como una de las cintas más obvias que hemos visto en años. Una película que trata al espectador como un mero subnormal. Una película que utiliza esa atmósfera tan propia del thriller, que juega a ser oscura, psicológica e intimista pero que acaba vendiéndose al espectador medio de Marvel. Y no a ese espectador que disfruta la película sabiendo que no es la gran obra maestra del cine, sino al que puntúa “Endgame” con un 10.

Era muy difícil hacer de Joker un personaje plano, pero Todd Phillips lo ha conseguido a través de escenas que no llevan a absolutamente ningún lado. No existe ninguna evolución en su personaje, haciendo que el clímax de la película llegue sin ninguna razón excesivamente clara. Esa búsqueda de la aceptación que se plantea desde el comienzo de la trama no consigue ser siquiera el hilo conductor de esta película. ¿La escena de la escaleras? Una combinación de planos cutrísima que no cuenta absolutamente nada. Todd Phillips ha jugado a ser Darren Aronofsky, Stanley Kubrick y Quentin Tarantino a la vez, pero ha resultado ser una copia barata de Christopher Nolan.

La película ocurre de manera lenta involuntariamente debido a la torpe presentación de sus personajes y la sucesión de escenas tan irrelevantes que componen su metraje. Es decir, “Joker” es lenta sin delicadeza alguna. Hagamos una odiosa comparación con una de las mejores cintas que actualmente se encuentra en cartelera: “Relato de Una Mujer en Llamas”. La cinta francesa es lenta y muy pausada, quizás como mera metáfora del trabajo que supone pintar un lienzo, donde sus personajes son trazados con un pincel muy fino, delicado y astuto. “Joker” es “Paint Racer“, aquel rodillo que podías rellenar de pintura que aparecía en la teletienda, con el que pintabas muy rápido pero tardabas seis horas en limpiar el artilugio. Una comparación un poco rara, pero efectiva.

La nula evolución de sus personajes, el hecho de que parezca que vaya a finalizar cada cinco minutos -no sabe siquiera a dónde quiere llegar-, la inclusión de ciertos personajes para emocionar al fan más básico… Uno se queda completamente nublado cuando sale del cine, incapaz de pensar en los aciertos que puede cometer esta película. Poner al personaje principal a bailar música que evoca un sentimiento de nostalgia es un acierto. Hacerlo cada tres minutos, no lo es. Indudablemente, “Joker” es la “Bohemian Rhapsody” de este año.

Nota: 4 / 10

Anuncios

0 comments on “Crítica: Joker | Tediosa, absurda y mal ejecutada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: