Cine

Crítica: A Pesar de Todo | «A mí no preguntes, solo soy una chica»

1 estrella

3891340Netflix estrenaba la pasada semana una comedia poco efectiva protagonizada por las cuatro actrices españolas de siempre. «A Pesar de Todo» cosechaba malas críticas por los medios especializados y también a través de redes sociales pero, tras su visionado, uno descubre que es aún peor de lo que ha leído. La comedia nada graciosa dirigida por Gabriela Tagliavini puede ser homófoba, absurda, inverosímil y estereotipada a partes iguales. Estamos hablando, probablemente, de la peor película que hayamos visto en los últimos meses. Al menos esta tortura tan solo dura una hora y veinte minutos.

La premisa de «A Pesar de Todo» puede ser interesante: cuatro chicas deben descubrir tras la muerte de su madre quién es su padre biológico para poder recibir la parte de la herencia que les corresponde. Tenemos a la chica infeliz pero triunfadora, la lesbiana artista que sale con una boina a la calle, la rebelde que lleva el pelo pintado y a la hermana que representa el club de la castidad. Cuatro personajes planísimos interpretados por cuatro actrices que, no sabemos bien por qué, sirven de reclamo para ver esta película -aunque Amaia Salamanca debería retirarse de la interpretación porque who cares-. Todas ellas monísimas en cada plano, maquilladísimas y diciendo frases sin sentido alguno. Echábamos en falta algún «A mí no me preguntes, solo soy una chica».

La experiencia que ofrece «A Pesar de Todo» es tan vacía que resulta incómoda de ver. Cuando su guion intenta ofrecer infinitos gags a lo largo del metraje y es imposible arrancar una breve sonrisa al espectador, existe un gran problema. La cinta trata de ser graciosa constantemente, pero lo único que produce es vergüenza ajena. Cuando vemos los dilemas que se proponen a sus cuatro personajes femeninos, empezamos a considerar «A Pesar de Todo» una broma de mal gusto. La abiertamente lesbiana que acaba teniendo relaciones con un hombre («¡cómo te vas a contener ante semejante sex appeal masculino!», parece que nos indica su guion), la rebeldía altamente comedida pero que no supera los 12 años de edad, lo innecesariamente dramática que puede ser en ocasiones… No hay nada rescatable en esta película.

Aunque no debemos olvidar la respuesta de Blanca Suárez y Amaia Salamanca en ese junket promocional: «pues indiscutiblemente es una historia de mujeres, que no una historia femenina», afirma la ex-chica Almodóvar. «Femenina es porque somos mujeres, pero no es feminista», sentencia Salamanca. ¿Puede ir a peor? Por supuesto. «Unas circunstancias que le ocurren a unos seres humanos». Ellas, abanderadas del feminismo.

El vacío hecho película.

Nota: 1,5 / 10

Compartir:

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *