Crítica: Ramiro – Especial SEFF 2017

ramiro-469313436-large-2Seguimos analizando alguna de las cintas presentadas en el Festival de Cine Europeo de Sevilla la pasada semana. Esta vez es el turno de “Ramiro“, una película portuguesa con un interés proporcional al número de costillas de la presentadora Paula Vázquez: cero. ¿Cuáles son todos los errores cometidos por la cinta dedicada al vendedor de libro de su ciudad? Pues, si analizásemos lo que está bien, tan solo nos bastarían un par de líneas.

“Ramiro” narra la vida de, emm, Ramiro, un hombre de mediana edad insatisfecho con su vida. Lo que era presentado como una comedia elegante a la par que ácida acaba resultando una de las películas más vacías que hemos visualizado en años (con permiso de la horripilante “9 Dedos”). Quizás uno de sus mayores problemas sea ser tan sorprendente en sus primeros minutos debido a lo poco acostumbrados que estamos a ver una comedia tan bien dotada en el campo de dirección. Sus colores pálidos y su fotografía capturada en cuatro tercios alejan a “Ramiro” de convertirse en una comedia más en el panorama cinematográfico actual. Estábamos presenciando un drama de manera visual, pero su contenido sería puramente cómico.

Sin embargo, la película no consigue despuntar en ningún aspecto más. “Ramiro” resulta vacía, sin personalidad ni carisma para conseguir retener la atención del espectador durante sus casi 120 minutos de metraje (en el límite para una película de este género). Pero, lo peor, es que “Ramiro” hace que el interés por la cinta se esfume por completo tras los treinta minutos de visionado. Parece que las cintas sobre libros no están viviendo su mejor época, al menos en cuanto a calidad.

Su guión carece de vis cómica suficiente, sus personajes no están bien desarrollados y las escenas parecen ocurrir sin rumbo alguno. “Ramiro” decepciona e incomoda, nos hace replantearnos por qué no entramos en otra sala y, con parte del equipo a apenas unos metros de nuestras butacas, nos incita a querer levantarnos y acercarnos parar susurrarles “emosido engañados”.

Así no, “Ramiro”. Así no.

Nota: 3 / 10

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s