Crítica: Sarah Plays A Werewolf – Especial SEFF 2017

sarah_joue_un_loup_garou-704135827-largeEl Festival de Cine Europeo de Sevilla ha comenzado su recta final. Cuando tan solo queda un día para su clausura, aún quedan decenas de títulos por ver y analizar. “”, un drama protagonizado por una adolescente de instituto, es la siguiente en ser analizada en detalle. Sin embargo, todas las buenas ideas que la película nos presenta acaban siendo mal llevadas a cabo y dejando un sabor de boca a indiferencia que nos hace olvidarnos de ella a los pocos minutos de salir de la sala.

“Sarah Plays A Werewolf” empieza fuerte. Lo primero que nos llama la atención es el uso de una preciosa relación de aspecto de cuatro tercios que se complementa de manera fantástica con una fotografía capaz de mostrar los colores más vivos de las distintas escenas y enfundarse en la melancolía mediante es uso de tonalidades menos saturadas. Por otro lado, tenemos a una actriz muy competente capaz de hacernos llegar la angustia que atraviesa su personaje, una alumna incomprendido de instituto. Loane Balthasar, que perfectamente podría ser la hermana pequeña de Tove Lo, se adentra en su personaje desde el primer minuto de la película con una naturalidad envidiable, siendo uno de los aspectos a tener en cuenta en esta producción suiza.

Sin embargo, es el guión el encargado de tirar todo por la borda. A pesar de su presentación elocuente y la buena construcción de sus personajes, el desarrollo de la trama principal parece deambular sin rumbo alguno durante toda su duración. La película queda completamente estancada antes de llegar al ecuador, decayendo la atención del espectador hasta el finalizado del metraje. Las tramas personales no convencen, las tramas familiares resultan completamente irrelevantes en la historia y las tramas escolares no pueden ser más aburridas.

El guión, la fotografía y la dirección parecen haber sido unidos a última hora. Cada factor vuela de manera independiente, obteniendo un resultado francamente desastroso. ¿Cómo intentan solucionarlo? Pues, de manera fallida, añadiendo aún más drama innecesario en los personajes, sobre todo en Sarah que lleva el peso total de la película. Un drama que no nos añade información relevante sobre las emociones del personaje que, a pesar del buen trabajo de la actriz, no quedan reflejadas en pantalla debido a un problema de guión.

“Sarah Plays a Werewolf” es un drama angustioso adolescente poco eficaz y que comete demasiados errores como cinta cinematográfica. Una película que, lamentablemente, se pierde y no es capaz de retomar la línea con la que comienza. Veremos si hay más suerte la próxima vez.

Nota: 4 / 10

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s