Eurovisión 2019 TV

Especial Eurovisión 2019: Moldavia

La misma balada de siempre, interpretada de la misma manera de siempre y que nos provoca lo mismo de siempre: nada.

Eurovisión está a la vuelta de la esquina. A tan solo 41 días de la gran final -y coincidiendo con el número de países que escucharemos durante los días 14, 16 y 18 de mayo-, en The Rubiew nos lanzamos a la piscina analizando todas y cada una de las canciones que tomarán el escenario de Tel Aviv el próximo mes. Sorprendentemente, hemos pensado en todo y, si todo va según lo previsto, comenzaremos con aquellos países que competirán en las semifinales y dedicaremos la última semana al país anfitrión y a los integrantes del Big Five.

Para las críticas se seguirá una misma estructura, analizando la canción -es decir, solamente la pista de audio- y después su puesta en escena. Con toda la frialdad y crudeza que caracteriza esta website, valoraremos el tema con con un renovado sistema de puntos, que es el mismo de siempre pero cambiando el tipo de estrellas. The Rubiew vuelve cargado de novedades.

Empezamos a sacar nuestro lado más eurofan.

LA CANCIÓN:

Ay, Moldavia, qué pérdida andas. Anna Odobescu presenta la balada “Stay”, que pocas posibilidades tiene de cara al festival. Y no precisamente porque esta señora de apellido impronunciable no consiga alcanzar las difíciles notas que caracterizan la canción, sino porque la canción carece de elementos que la hagan memorable. Siempre hemos sido partidarios de estructuras clásicas y del carácter in crescendo para la balada eurovisiva y, aunque analizando detalladamente este “Stay” podemos observar que haya coherencia, la producción del tema queda tan difusa que no sabemos si el estribillo está siendo repetido en bucle durante los tres minutos o que, por ende, no existe estribillo alguno sobre el cual apoyar el peso de la canción. Es una canción tan de vieja gloria de 50 años que su repetición se presenta poco apetecible. No correr riesgo alguno tampoco facilita su escucha.

LA PERFORMANCE:

Parece que lo único en lo que Moldavia puede sorprender este año durante su performance será en el vestuario pues, a día de hoy, la puesta en escena está más próxima a una interpretación en un especial de verano de Canal Sur grabado en Chipiona que de un festival de semejante escala. Tenemos mucho glitter a su alrededor, confetti comprado en el bazar chino más cercano de los estudios televisivos de Chisináu y tres coristas que rompen la poca atmósfera que se podría llegar a conseguir. Aunque sabemos (y esperamos) que esta no es la puesta en escena final, sí hubiésemos agradecido un breve avance de lo que podríamos llegar a ver en Eurovisión. Aquí Suecia lleva años de ventajas.

POSICIÓN EN CASAS DE APUESTAS:

La posición 37º no augura un buen resultado para Moldavia, que a día de hoy se tendría que conformar con su performance en la semifinal.

En definitiva, la misma balada de siempre, interpretada de la misma manera de siempre y que nos provoca lo mismo de siempre: nada.

ESC 2019.050

 

Anuncios

0 comments on “Especial Eurovisión 2019: Moldavia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: