Crítica: Sinister – Especial Halloween

sinister-movie-posterEl cine de terror no está en su mejor momento desde que comenzó el nuevo siglo. Sin embargo, en ocasiones varias películas nos han aportado un pequeño rayo de luz. Este es el caso de “Sinister“, una cinta estrenada en el año 2012 protagonizada por Ethan Hawke (que se encontraría grabando el final de “Boyhood“) que brilló en taquilla a pesar de su bajo presupuesto. Su secuela, sin embargo, tiró todo el trabajo por la borda. ¿Cuáles eran los principales aciertos de Scott Derrickson?

Continuamos con el recap de películas que vuelven a tomar presencia durante el mes de octubre. Tras el análisis realizado de “El Retorno de las Brujas“, una comedia familiar de los años noventa, y “The Babysitter“, la última producción de Netflix, toca el turno de “Sinister”, una película de terror que no coquetea con otros géneros como sí lo hacían las anteriormente mencionadas. “Sinister” es una cinta de terror sin edulcorante alguno.

Sinister” narra la vida de un one-hit wonder literario que se muda a una casa en la que previamente había ocurrido una masacre, tal y como podemos ver en el primer plano de la cinta. Tal y como veis, la cinta parte de una premisa muy propia de las cintas del género. Sin embargo, el modo en el que se abarcan estos temas en cuanto a dirección y guión son capaces de alejarla del cine más propio de James Wan.

Su primer acierto, no abusar de los sonidos. “Sinister” decide crear una atmósfera de tensión para acelerar las pulsaciones de los espectadores mediante una fotografía oscura y silencios. Las presencias extrañas, al menos en gran parte de la película, no toman lugar en pantalla mediante el aumento del sonido en un 238%, sino que se bastan de compartir plano con el personaje protagonista. Esto provoca que la tensión se mantenga constante durante su primera mitad, la cual posee un guión impecable que se podría acercar algo más al thriller. La estructuración de su guión, alejada en su totalidad de cintas como “Nunca Digas Su Nombre” o la espantosa “Satanic”. Los hechos ocurren en su debido tiempo, además de aprovechar al máximo las cuatro cintas que el personaje de Ethan Hawke tiene entre sus manos. Astutamente, “Sinister” se basta con una buena interpretación y el ruido que provoca el giro de la cinta cuando está siendo proyectada para incomodar al espectador. Y así, señores, se crea un ambiente de terror impecable.

¿Y cuáles son sus errores? Que en su segunda mitad se olvida de quién es. Comienzan los sonidos potentes que nos obligan a saltar en nuestras butacas de cine, los movimientos extraños e innecesarios de lo paranormal (aunque sea en la pantalla de un MacBook) y las situaciones absurdas metidas con calzador para alterar el estado del espectador. ¿Estaría Derrickson con gripe durante el rodaje y pasaría las riendas de la dirección de la segunda mitad a James Wan? No lo sabremos nunca.

A pesar de esto, el cine de terror comenzó a tomar una nueva dirección que culminaría con “La Bruja”, probablemente la mejor película de terror de la década. Con sus aciertos y sus errores, “Sinister” sigue siendo una película disfrutable y terrorífica a pesar de perder el norte, idónea para ver una noche de octubre con todas las luces apagadas. A disfrutarla.

Nota: 6,5 / 10

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s