Warmi
Entrevistas Música

Entrevista Warmi: «Tampoco hay que ser activista por cojones»

Charlamos de manera larga y tendida con Juan Miguel, conocido como Warmi, un chico malagueño que ofrece uno de los traps melódicos más interesantes del panorama musical actual. Hay tiempo para todo: desde analizar sus últimos singles, hablar sobre lo difícil que es hacerse un hueco en el mundo de la música e incluso cómo Lola Índigo y Ana Guerra le han jodido la búsqueda de sus canciones en YouTube.

Empezamos hablando de tus últimos lanzamientos. A principios de agosto lanzaste “MELAWEGO” con La Yeezi. ¿Cómo nace la canción?

Nació de una manera súper random, la verdad. Mis colaboraciones siempre son por la cara: me surgen sin yo planearlas. A La Yeezi la conocí en una fiesta en la Sala Sol (Madrid), que teníamos un amigo en común. Recuerdo que eran las cuatro de la mañana, estábamos ya borrachillos y ella me dijo que le gustaba mucho mi música y que, además, ella cantaba. Le puse algunas canciones mías y una de ellas, dancehall, que aún no había salido. Todo esto en la puerta de la discoteca con los cascos (se ríe). Luego ella también me enseñó algunos temas suyos. Y ahí quedó la cosa: yo la conocí de verla un día de fiesta y poco más. Seguí haciendo bases y, cuando salió “MELAWEGO”, sentí que me cuadraba con ella, por lo que se lo propuse y aceptó.  

¿Siempre tuvo esa forma?

Es un tema que yo tenía hecho ya hace mucho tiempo. La letra era la misma, pero la base era completamente diferente. Era demasiado pop y la tenía descartada. Después rescaté la idea que tenía y la adapté a la base nueva. Conté con ella y me dijo que sí, por lo que así surgió. Es gracioso porque la conocía de un día y de repente estaba aquí en mi casa grabando. Pero muy guay, me encanta todo lo que ella hace.

¿“Lento (Baby Hold On)” la grabaste en confinamiento o la tenías de antes?

Esa en concreto sí que la hice en confinamiento. De las pocas cosas que he hecho porque no estaba muy productivo, la verdad. Quise sacarla en el momento, no quise esperar porque se paralizó todo el tema de los videoclips. Realmente no tenía pensado ser esta canción. “Flipando” tampoco tenía pensado sacarla, pero creía que eran temas con potencial para sacarlas sin vídeo. Antes que estar seis meses más esperando que pase la pandemia y pueda retomar los planes que tenía pensado, pues decidí sacar estos temas. Y creo que hice bien. “Flipando” ha tenido una acogida bastante guay, la gente la pone en sus playlists… estoy súper contento, la verdad.

¿Alguna metodología para el tema de composición y demás?

La verdad es que no, soy un poco anárquico (se ríe). Yo funciono mucho por impulsos. No me puedo poner en plan “todos los días una hora de siete a ocho”. Depende un poco de cómo esté de estado anímico y creatividad. Hay noches en las que puede salir una canción entera y después hay meses en los que no sale nada. Intento probar con melodías, siempre parto de ahí. Después melodía vocal y ya la letra.

¿Planteas la idea de sacar un EP de cara al futuro?

Llevo tiempo queriendo sacar un EP porque desde el año pasado solo he estado sacando singles. 

Un momento… Yo de EP tuyos solo conozco “Esta Noche Vamo Al Party”, pero es de 2017.

Claro, ese fue el primero. Me da mucha vergüenza que eso esté online (se ríe). 

¿Por qué? ¡Si “Ese Guiri Es Pa Mí” es maravillosa!

Porque está muy mal producido. Claro, eso fue hace tres años que yo estaba empezando. Hoy en día no me siento representado con eso que hice, pero bueno… forma parte del aprendizaje. Sí es verdad que me cuesta un poco mirarme a mi yo del pasado.

¿Y fecha para un futuro EP?  

Vamos a decir otoño, que tampoco quiero decir fecha vaya que me coma una mierda (se ríe). Sí quiero grabar un vídeo para sacarlo con el EP, a ver si puedo. Es mi siguiente objetivo realmente: sacar un EP con cinco o seis canciones. No todas van a ser nuevas. “MELAWEGO” y “Flipando” estarían, el resto serían nuevas.

Hablemos un poco de ti. Solo sé que eres Juan Miguel y de Málaga.

Warmi viene de Juan Miguel en andaluz, tampoco me comí mucho la cabeza. Y quiero recalcar que mi nombre existe antes de…

¡No te adelantes!

Yo empezando por el nombre, ya empecé mal. Warmi como tal nació en 2017 que fue cuando empecé a sacar canciones de este estilo más urbanos. Es verdad que yo antes sí que hacía música también, pero bajo otro nombre. El canal donde tengo las covers de Bad Gyal, que mucha gente me acabó conociendo por eso, ese canal era JohnAbroad, el nombre artístico anterior. Antes eran canciones muy pop en inglés, nada que ver con lo que hago ahora. Si echo la vista más atrás, pues te podría cuando era pequeño cantaba en el váter canciones de iglesia que me enseñaba mi madre (se ríe). En mis familia siempre ha estado muy presente la música. Sin ir más lejos, todos tocan instrumentos, componen o cantan.

Digamos que yo he hecho música desde hace muchísimos años, pero ya en 2017 sí dije de hacer algo más actual y que me representase, de la música que yo escucho. Esto fue después de conocer a Bad Gyal. Veía que ella lo hacía todo muy casero, con el autotune y dije “¿por qué no voy a poder yo también?”. Ella fue el aliciente que me animó.

¿Se puede vivir de la música?

Quien tenga suerte, sí. Es muy complicado, sobre todo hoy en día que está muy al alcance de todos hacer música y te puedes pillar una base de YouTube y pagas 20€ y ya tienes los derechos. Es guay que haya mucha gente haciendo música, pero a la vez hay mucha más competencia. Si no lo petas de alguna forma y te haces viral por algo, es muy complicado que puedas tener un ingreso estable y puedas vivir exclusivamente de ello. Creo que es difícil, tienes que tener suerte, tienes que tener dinero para invertir en vídeo y tal, cosa que yo no tengo. Cada uno dentro de sus límites hace lo que puede.

Yo me lo tomo como un hobby porque si no acabaría loco de la cabeza… Son todo límites por todos lados, pero intento hacerlo no perdiendo el norte de que lo hago porque me gusta y lo que me hace feliz, aunque después tenga yo mi trabajo normal. 

¿A qué te dedicas?

Yo hice periodismo, después hice un máster de diseño gráfico y siempre he trabajado en empresas llevando redes sociales y haciendo diseños. Es algo que me gusta, pero dudo que vaya a existir la empresa ideal para mí donde yo me sienta súper feliz. En ese caso para mí es la música, por eso lo tengo como doble vida. Últimamente no había trabajo de lo mío y estuve de dependiente en Bershka y ahora estoy de cajero en un hipermercado. Escalando posiciones (se ríe).

Bueno, la viralidad puede llegar cuando menos te la esperas. 

Claro, eso nunca se sabe. Si tienes la suerte de hacerte viral con tu primera canción, ya tienes mucho camino hecho. Pero sí, puede ocurrir en cualquier momento.

¿Sigues en Málaga o estás en Madrid?

En Madrid ahora.

¿Hay más oportunidades allí?

Sí y no. Mucha gente me dice lo típico de “qué guay estar en Madrid, allí vas a poder conseguir un montón de cosas” o ven mis stories de que me han sacado en un artículo, que tengo un bolo un día y ya se creen que estoy que no paro, que ese es mi día a día. Es verdad que te facilita un poco las cosas: he hecho más contactos y es cierto que se te abre un poco la puerta. Pero, igualmente, hoy en día puedes hacerlo perfectamente desde cualquier ciudad. Lo de Madrid es un poco un mito que se ve desde fuera muy guay, pero después no es tan así. En parte sí, pero no siempre.

Ahora sí. Ana Guerra y Lola Índigo te jodieron el nombre de Warmi.

Primero me sorprendió porque yo veía el 24 horas y en el chat leía mucho Warmi. Yo decía “¿están hablando de mí?, no entiendo nada”. ¡Después ya me enteré de que se trataba de un shippeo! Y dije: me cago en la puta. Si buscas en YouTube, te salen cosas suyas antes que cosas mías. Recuerdo cuando estaba rodando el videoclip de “Intelektual” en Barcelona y había un grupo de madres con sus niños mirando cómo rodábamos.

Cuando terminamos, vinieron los niños a mí y me preguntaron cómo me llamaba para buscarme. Me buscaron en YouTube, vinieron al rato y me dicen “no me sales tú, solo salen vídeos de OT”. Ya les expliqué que había que poner algo más para que saliesen mis vídeos. Lo llevaba mal al principio, no entendía por que no me puse un apellido o un nombre más original, pero bueno, ya no me lo voy a cambiar.

Me hace gracia también que mucha gente se piense que viene del inglés “warm”.

Hablabas antes de Bad Gyal como influencia. ¿Alguna más?

D’Valentina antes de ser DEVA me gustaba mucho, y gente del escena underground urbana. A mí realmente no me gusta mucho el trap duro, tiro siempre más por el trap más melódico. Bad Gyal, Aleesha, Juicy BAE…

DEVA es la chica que canta “F.U.C.K.”, ¿no? 

¡Sí, es ella! Yo la descubrí con “Nothing Forever” que me flipó. Un referente que me inspira muchísimo también es PUTOCHINOMARICÓN, que el también se produce a sí mismo. Es de los que “él se lo guisa, él se lo come”.

Creo que te podemos considerar referente LGBTI+. Pocos intérpretes se me vienen a la cabeza cuando pienso en canciones que traten relaciones homosexuales de forma tan abierta, más aún en un género como el trap. ¿Qué opinión tienes al respecto?

Antes te quiero contar una cosa que me hizo especial ilusión. Un día recibí un mensaje de un chico mayor que me conoció a través de PUTOCHINOMARICÓN, que había escuchado “MELAWEGO” y me daba las gracias por hacer la música que hacía porque cantaba abiertamente de temas gays sin prejuicios en mis canciones. Yo leí eso y me hizo sentir súper bien. Piensa que tanto tú como yo hemos crecido sin referentes prácticamente. Antes tampoco había tantos medios para hacer música independiente y, al final, pues había lo que había. Me parece súper guay que hoy en día la oferta se haya diversificado muchísimo más. Me hizo mucha ilusión ese mensaje, en serio. 

En cuanto al tema de referente LGBTI+, me halaga que me lo digan, pero yo no lo hago con ninguna intención reivindicativa. Me parece súper bien quien lo haga, pienso que también es necesario. Hay gente que quiere hacer arte desde una perspectiva crítica y activista, y obviamente también es necesario que lo haya. 

En mi caso yo lo hago de manera natural. Yo hablo de mi vida y mi vida es esta. Es lo que hay.

Intuyo que esto implica que no tienes cierta presión a la hora de componer tus temas.

No, ya te digo, yo no me siento abanderado tampoco de nada. Yo esto lo hago de una forma muy natural y sin ninguna pretensión. Por eso te digo que me parece bien que existan artistas que lo hagan de una manera más activista y reivindicativa, que ellos son los que abren el camino a gente como yo. Pero también tiene que haber artistas que simplemente lo hagan porque quieren hablar de su vida y punto. Tampoco hay que ser activista por cojones.

Un modo maravilloso para salir del armario.

Al principio me daba vergüenza y por eso llevo mal el tema de compartir mi música con gente que me conoce y con familiares. Va a sonar un poco cursi, pero vida solo hay una y merece la pena probar.

¿Ana Guerra?

Pues sí, un poco Ana Guerra me ha quedado.

¿Qué opinas de la salida de Pablo Alborán? 

A ver, me parece bien que lo haya hecho y cada uno tiene su tiempo y puede decirlo cuando quiera. No entiendo que haya tanta presión sobre una persona, creo que hay que entender el contexto en el que él estaba. Al fin y al cabo, yo a él lo veo como una víctima del sistema y no como un traidor del colectivo LGBTI+ por haberse aprovechado de su fama como hetero. Él ha sido víctima del sistema y de la industria, él habrá sentido que si lo decía públicamente iba a perder seguidores e iba a tener ciertos límites como ha ocurrido realmente. Al final los titulares han sido “los chicos con los que ha estado Pablo Alborán”.

Entiendo que él después de haber salido del armario esté pensando “¿para qué coño he dicho nada?”. Lo único es que creo que en el alegato que hizo en el vídeo falta autocrítica y haber reconocido por qué lo dice ahora y no lo dijo hace unos años. Él dice “soy homosexual, no pasa nada”. Ya sabemos que no pasa nada en pleno 2020 y, si pasa algo, tienes un problemita. Él tendría que haber reconocido un poco su papel y lo que ha hecho mal para señalar cuál es el problema en la industria y poder cambiar las cosas. Su discurso ha quedado un poco vacío por ese motivo.

No creo que haya que juzgarlo a él por “mal maricón” por haber salido ahora sino por no haber reconocido el problema que él ha tenido y cómo se ha sentido a lo largo de su carrera teniendo que ocultarlo.

Pasamos ahora a preguntas que no tienen ni pies ni cabeza, ¿te parece?

Vale

Primera pregunta: ¿te plantearías entrar en algún reality? Rollo Operación Triunfo.

Me molaría mucho. No me lo planteo porque sé que no doy el perfil y sé que no me van a coger tampoco. Yo tampoco me veo cantando una canción de Melendi en una gala. Es un rollo que no va conmigo. Sí que me encantaría vivir la experiencia, estar en la academia, dar clases de canto… Eso sí va conmigo. Sería como un campamento televisado. Todo lo que conlleva, la fama tan efímera… no aspiro a ello. Lo veo muy volátil. Llegué a plantearme ir a los castings, pero por vergüenza y falta de autoestima, no me presentaba. 

¿Un MasterChef?

Pues mira, ese sí, que a mí me encanta cocinar. Realities blanquitos.

En tu cuenta de Spotify, en artistas similares, aparecen Monterrosa, Luna Ki y Samantha Hudson. Fuck, marry, kill.

Uf… Pues… No sé. Soy muy malo para estas cosas.

Puedes hacerlo a nivel musical.

Vale. Pues a ver… mato a Monterrosa porque creo que queda más lejos de lo que yo hago. Me gustan mucho, que conste. Me follo a Luna Ki. Y me caso con Samantha, a esa mujer yo la quiero forever en mi vida.

Vi hace poco el documental de Samantha Hudson y flipé.

Ese documental lo hizo Joan Porcel, que yo lo conozco personalmente y súper guay. ¡Debería hacer más cosas!

Sabía poco de ella y de repente la veo lanzándose desde un balcón. Imagínate mi cara.

Es una persona icónica. Es historia de España del colectivo.

Vale, siguiente pregunta. Te voy a decir tres canciones y me das una breve opinión de cada una de ellas. La primera es “Dive”.

(Se ríe) Aunque tu crítica haya sido un poco mala…

¡No es mala! 

Bueno, dura.

Mi crítica es a los artistas. A mí “Dive” me parece temazo como canción.

Entiendo el punto de crítica de que están haciendo un papel que se ve a leguas que no es su rollo, sobre todo con Damion. A mí la canción me gusta un montón. No esperaba un reggaetón tan petardo viniendo de ellos dos. De María sí lo podía esperar, pero de Damion no. Al final creo que la combinación no queda nada mal. 

Siguiente. “Aprendiendo El Sexo”.

Me encanta. Pero últimamente me pasa con Bad Gyal que la aborrezco muy rápido. Es una canción que cuando salió me encantó, pero hoy en día no escucho tanto. Me gusta que siga sacando cosas de vez en cuando  que no suenen a superproducción de un productor de la hostia, sino que suene más a los EPs que sacaba al principio.

La última es “Esa Carita” de Juan Magán y María Isabel.

María Isabel, ídola. Flipé cuando vi que sampleaba una canción que ya era muy popular en TikTok. Escuché la original y dije “uf..”. La de María Isabel me gusta, pero demasiado genérica y no aporta nada. Y Juan Magán… lo tengo ya un poco… (se ríe).

Terminamos con la recomendación de canción, álbum y película como siempre.

Como soy muy malo con este tipo de preguntas, me lo he preparado. 

¡Bravo! Dale.

De película, reconozco no ser muy cinéfilo. Pero te voy a recomendar una película que yo vi de Erasmus en Suecia, el protagonista es un chico con síndrome de Asperger y tal. es cine independiente. Se llama “Simple Simon”.

¿Aprendiste sueco? Por curiosidad.

Qué va, me venían fatal las clases de sueco. Pero por curiosidad te puedo contar una cosa sobre Emilia de Poret. Estuve comiendo con ella en Estocolmo en un restaurante y me invitó ella a comer y todo. Yo era súper fan de ella, cuando sonaba en Los 40. De hecho, ella actuó en Málaga gratis con Katy Perry en 2008. Katy Perry cantando en Málaga gratis. Eso hoy en día es imposible que ocurra.

Qué fascinante todo, por favor. Katy Perry en Málaga.

¡Totalmente! A ver, álbum te diría cosas internacionales que me han marcado mucho, pero prefiero tirar a lo español par darle reconocimiento. Te diría “Born To Do It” de Craig David que para mí es de los mejores discos del siglo XXI o “Hook Me Up” de The Veronicas, pero no te quiero decir ninguno de esos. Te voy a decir “Estrella” de Estrella. Es un disco de 2006 de una cantante de Sevilla que fue corista de Junior Miguez y ese disco a mí me maravilla. Fue pionera en lo suyo. Ella en 2006 empezó a fusionar el flamenco con el RnB, el jazz, el soul… Ese disco me parece una joya muy infravalorada.

¿Y canción?

Te voy a decir “Me Llamó Ayer” de Muhate Crew, que últimamente estoy que no cago con ella. La descubrí hace muy poco aquí en Madrid. Hace cosas muy guays y no entiendo cómo no lo está petando ya. Además, ella se autoproduce, ella se lo hace todo. Tiene un rollo muy Jorja Smith mezclado con Mueveloreina que me encanta.

Compartir:

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *