Otros

Diez pregoneros que nos representarían con Orgullo.

Ni la pandemia ha conseguido pararnos. Un año más tocamos la recta final de junio, conociendo quienes serán los próximos pregoneros que nos representarán en la inauguración del MADO 2020. Evidentemente, el elenco principal del fenómeno audiovisual de la temporada, la serie Veneno, son el gran y acertado reclamo de esta edición. Me alegro de ver también a Itziar Castro ahí, que lleva dos años interpretando al personaje de Goya en Vis a vis, siendo una defensora constante de la tolerancia en sus redes. Sin embargo, me he quedado algo mustio al leer el nombre del presentador Carlos Sobera entre los seleccionados para el pregón.

Su elección parece venir en representación a la diversidad que ha ido mostrando durante el último lustro el programa First Dates, normalizando para la audiencia las diferentes vertientes de relaciones de pareja que existe en nuestra flora y fauna. Nos intentan vender esa idea, cuando llevamos más de dos décadas con ejemplos televisivos que han visibilizado esa diversidad, con más gracia y soltura (donde se ponga El diario de Patricia o Next que se quite todo lo que venga) ¿No había ningún referente del colectivo LGTBIQ+ que pudiera haber ocupado su puesto? Entiendo que es un evento que busca pregoneros que apoyen la causa, pero personalmente prefiero verme representado por una persona que forme parte del colectivo, antes que por cualquier rostro popular que no ha vivido directamente la diferenciación social que puede generar ser una persona que vive fuera de las reglas heteronormativas pactadas.

Aprecio el buen hacer de Sobera, mas siento que no debería ser abanderado de este espacio. Por ese motivo he confeccionado mi propia lista de personajes públicos a los que me gustaría ver en el pregón en próximos años. No quiero que se tome como una crítica (que también), sino como una carta de deseos a sus majestades l@s gay-es mag@s. No sé como se organiza, o cual es el cache de cada artista, pero he intentado construir una lista diversa de referentes para mostrar lo fácil que es evitar deslices bochornosos como el de 2016, cuando se eligió al jurado de MasterChef para dar el pregón (finalmente ese año no hubo pregoneros, tras el descontento social). Estos son diez tipos de referentes que podrían representarnos en futuros Orgullos: 

(La lista está confeccionada teniendo en cuenta a las personalidades que han ejercido de pregoneros desde el año 2006. Algunos pueden haber estado vinculados con actividades de la festividad del Orgullo, pero en su mayoría no directamente con el acto de inauguración).

1. LAS CHICAS DE ORO

Las fiestas del Orgullo son un momento clave para que nuestras divas más queridas puedan darse un baño de masas ¿Qué hay de aquellas veteranas a las que tanto admiramos? Estamos perdiendo a un legado de artistas que han gozado del cariño del colectivo en diferentes generaciones. Entiendo que no es fácil para una persona de avanzada edad formar parte de un gran evento social, con cuarenta grados a la sombra, pero siempre se puede dar un discurso de cinco minutos y “hacer mutis por el foro”. Imaginaros por un momento tener a reinas del espectáculo como Massiel, Concha Velasco o Norma Duval dando comienzo a la semana del Orgullo. O una Gemma Cuervo, el último eslabón del legendario trío de la serie Aquí no hay quien viva que seguimos recordando, diecisiete años después del estreno. Incluso echarle el teléfono a Raffaella Carrá… ¿Me he venido muy arriba?

2. VALERIA VEGAS

En un año donde el lema del Orgullo 2020 reza “Mujeres LTB: Sonoridad y Feminismo”. Me parece increíble que hayan dejado pasar por alto a la piedra angular, que ha edificado la segunda edad de oro de Cristina La Veneno. Si Valeria no hubiera pulsado aquel timbre… probablemente no hubiéramos gozado ni de la biografía, ni de la ficción que todos amamos. Un acto simple que ha promovido inconscientemente tantos momentos de felicidad, además de ser una mujer que se ha convertido en una activista trans clave para el colectivo y defensora de nuestra cultura, como bien ha dejado patente en sus obras Vestidas de azul y Grandes actrices del cine español. Tenerla de pregonera hubiera sido el broche de oro a su emocionante vínculo con Cristina.

3. TELEVISIVAS 

Seas más o menos partidario de la prensa rosa, no me puedes negar el potencial que tienen dos bombas de relojería como María Patiño y Lydia Lozano. Su naturalidad se viraliza constantemente en las redes sociales, regalándonos momentos para enmarcar como el legendario baile del chuminero que esta misma semana volvió a adueñarse del transcurso original del programa. La revolución emocional que consiguen capturar en apenas unos segundos es digna de ser contagiada por las calles de Madrid. Ya puestos a imaginar un escenario bizarro, prefiero tener a la fantástica Aramis Fuster de pregonera, antes que a Sobera.

4. MUNDO MUSICAL

La nueva versión de “Agapimú” nos ha revitalizado durante el cautiverio. La elegancia y el sentido humor de Ana Belén y la imprevisible verborrea cómica de Aníbal Gómez y Carlos Areces podrían conformar el perfecto trío para liderar el evento. La cantante ya formó parte del pregón de 2017, pero su colaboración con Ojete Calor justificaría su regreso, al ser uno de los grandes regalos que nos ha dejado este año. También sería ideal contar con Alberto Jiménez como pregonero, que justo este 26 de junio lanzó una nueva versión del tema “Reina” del grupo Miss Caffeina en colaboración con la cantante Rozalén. Una canción convertida en un himno reciente que habla sobre la superación del acoso.

5. ERA PODCASTER

El maravilloso mundo de la “radio virtual” ha llegado para quedarse. Esta cuarentena se han disparado el consumo y la elaboración de estos espacios de creación propia, sin presupuesto, en pleno salón de la casa del interlocutor, pero en los que estamos conociendo a interesantes perfiles con mucho que decir. El Orgullo podría ser un espacio ideal para promocionar este nuevo formato de debate informativo, en el que destacó la labor del trío conformado por La Caneli, Esnorquel y Perra de Satán (diferenciados en sus diferentes áreas: Ay la Caneli y ¿Puedo hablar! ). Tanto monta, monta tanto. Este grupo de amigas, juntas y por separado, han sabido crear dos espacios que reivindican los grandes tesoros culturales de nuestra televisión de ayer y hoy. Tratando con sinceridad y cercanía temas de actualidad, en el que brindan deliciosas reflexiones para tener la cabeza un poco más amueblada, como integrantes del colectivo LGTBIQ+ y como ser humano, a fin de cuentas, con dos dedos de frente. Si aún no los habéis escuchado, olvidaos del artículo y ponéoslas de fondo. Son un tesoro publico.

6. MUNDO DRAG

Probablemente uno de los grupos más infravalorados del colectivo sean todas esas travestis, transformistas y drag queens que nos maravillan en nuestras salidas nocturnas, pero a las que muchos no categorizan como artistas e incluso sufren incontables vejaciones fuera de sus puestos de trabajo. Habría sido ideal contar con las palabras de Lara Sajen justo en el año en el que se ha visto a obligada a reivindicar en sus redes sociales, la importante labor social que realiza esta vertiente del colectivo. El abanico de la farándula cada vez es más amplio siendo referentes ligados a cada celebración del Orgullo, pero que deberían tener una mayor voz en este tipo de eventos y no ser solo categorizadas como maestras de ceremonias. Tod@s tenemos nuestra drag favorita, desde veteranas como La Prohibida, Supremme Deluxe, nuevas promesas como Killer Queen o artistas multidisciplinares Samantha Hudson. El colectivo está formado por personas alejadas de lo normativo y necesitamos que este grupo pueda abanderar este tipo de actos.

7. PADRES PRIMERIZOS

Cuesta ver representadas a las familias LGTBIQ+ en estos días (aunque siempre cuentan con su espacio en la manifestación), un terreno pantanoso, dada la polarizada opinión que ejerce la conformación de estos núcleos familiares. Si quieren tener a caras conocidas dando el discurso inaugural, una opción interesante sería contar con ese grupo de celebridades que se han sumado al mundo de la paternidad, alejándose del modelo tradicional. Casos recientes de madres lesbianas como Toñi Moreno y Anabel Alonso u familias monoparentales como las del presentador Jaime Cantizano podría acercar su testimonio, verificando como se alcanzan nuevos valores igualitarios. Hace unos años nos hubiera hecho ilusión poder ver a Miguel Bosé con sus niños sobre el escenario, pero últimamente anda tan irascible que lo mejor es darle su espacio.

8. DEPORTISTAS

El waterpolista Víctor Gutiérrez ya formó parte de las festividades de 2016, como portavoz de los Juegos del Orgullo, en esta ocasión repite como pregonero. No tengo nada en contra de Gutiérrez, pero me molesta que se haya optado por elegir una cara más mediática, en lugar de decantarse por una representante femenina en el año en el que el lema precisamente va dedicado a las mujeres. Sobre todo viniendo de un terreno profesional en el que su figura sigue siendo desprestigiada, por lo que habría agradecido contar en el pregón con mujeres integrantes del colectivo como Lola Gallardo, Antía Fernández o Gema Hassen-Bey. Pudiendo haber dado un pequeño paso contra esa barrera invisible que se ejerce en el mundo deportivo.

9. INFLUENCERS

En lugar de acuñar este término en “jóvenes promesas” del mundo virtual, prefiero decantarme por este trío de maduritos resultones que se han movido por tierra, mar y aire para exponer su conocimiento y de los que me declaro fan de carpeta. Roberto Enríquez (Bob Pop para las amigas), Gabriel J. Martín y Mikel López Iturriaga (El Comidista), nos muestran desde diferentes medios de comunicación un significado crítico, psicológico y culinario del mundo actual, hablando sin pelos en la lengua sobre su homosexualidad. Es un encanto ver como hablan con naturalidad de sus referentes o preferencias, sin ningún armario de por medio. Representando a otra parte del colectivo gay masculino, que ya no se ve anclada a la figura del metro noventa musculado. A todas nos gustaría llegar al medio siglo, como este grupo de encantadoras señoras barbudas.

10. NINA Y TEO

Apenas estamos rozando la mitad del presente año, pero desde The Rubiew lo tenemos bastante claro, pocos podrán arrebatarle el título de pareja del año a Nina y Teo. Su relación amor-odio nos ha dado algunos de los momentos más emocionantes de la pasada edición de Operación Triunfo, por lo que no podemos evitar tener sueños húmedos con nuestra fantasía de ver a Nina dándole cera a Anne en la plaza, Pedro Zerolo.

----------------------------------------------------------------------------------------

Siempre menos es más. Especialmente en un evento tan multitudinario donde la gente muchas veces está más atenta al vaso o el ligue del al lado que del mensaje crítico del acto, alardear de un gran número de pregoneros tampoco parece la idea más idónea si se intenta captar la atención del público (ya se tiró la casa por la ventana en el World Pride de 2017, donde hubo hasta diez representantes). Con este texto solo intentó visibilizar la importancia que hay a la hora de elegir a esos portavoces. Mi lista puede estar confeccionada con nombres actuales, pero precisamente este acontecimiento debería dar a conocer a esos activistas veteranos que se han dejado la piel para que nosotros podamos gozar de nuestros derechos. 

Siento que la elección de los representantes de pasadas ediciones puede pecar de irregular, repetitiva o intrascendente. Atendiendo más a personajes populares del momento y perdiendo la oportunidad de crear imágenes míticas como las de ver a Pedro Zerolo, La Veneno o Sara Montiel (por poner ejemplos mediáticos), que habrían dado encantados ese discurso inaugural. Referentes para el recuerdo que merecen “ese minuto de gloria”, para dar voz a los millones de personas que nos implicamos con el movimiento LGTBIQ+. Veremos como se las arreglan en este primer Orgullo virtual. Yo seguiré ondeando mi bandera desde mi pueblo la tarde del próximo 4 de julio, por todo aquel que sufre o no puede reivindicarse en esta manifestación social tan necesaria. 

PD: solo llevo cinco años en Madrid. Soy bastante ilusa, llegando a hacerme ilusiones de que algún año podríamos tener en nuestro Orgullo a Ian Mckellen o RuPaul. Son imposibles, pero yo me conformo con que nos den unos mínimos. No sé que les costaba echarle el teléfono a Mirela, que en su reciente carrera musical ha demostrado ser un referente querido por los maricones de este país. O tener el regreso de Venus en los escenarios… o de Lunae… ¿Tanto pido?

¿A quién te gustaría ver como pregonero de los próximos Orgullos? Comparte tu favorit@ a través de nuestras redes sociales.

Compartir:

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *